BIENVENIDOS AL CLUB DE LECTURA DEL IES J.RODRIGO DE MADRID

Uno es dueño de grandes ideales y de pequeñas lecturas, y las pequeñas lecturas nos definen tanto como nuestros grandes ideales. L. G. Montero



martes, 28 de octubre de 2014

"Tabaco y negro":



"Tabaco y negro": La relación entre nuestra joven y su abuelo era fuerte y diferente y cuando él falta ella debe enfrentarse a la vida con ojos nuevos. El hilo conductor de la historia son los toros y los trajes de luces, aunque después el relato vaya por otros senderos. 

Y nuestra protagonista , al final,  les demostrará a todos que la juventud no está reñida con la experiencia, con la sabiduría y, por encima de todo, les enseñará que ver no es lo mismo que mirar, y al mirar no todas las personas ven lo mismo. Y que escuchar no es lo mismo que entender. Porque hay quien no sabe escuchar y quien, aun sabiendo, no entiende ni una palabra de lo que escucha.

Puede sorprender que una escritora como Almudena Grandes escriba de forma "generosa" sobre los toros. ¿ Alguien sabe qué opina Almudena sobre este tema? ¿ Y vosotros, que opináis al respecto? 

Por otro lado, otro tema muy destacado sería la mediocridad de la gente que rodea a Paloma en el primer trabajo que consigue. 

Elegid uno de los dos temas propuestos para exponer vuestra opinión. 

Y por cierto, ¿ a qué se debe el título del relato? 

18 comentarios:

David vicente dijo...

Bueno, lo que Almudena Grandes siente por los toros es un sentimiento que no todo el mundo es capaz de ver (como es mi caso).
Almudena Grandes siente que la gente que no se emociona en una corrida de toros ve una tortura en eso.
En mi opinion las corridas de toros no es un espectaculo,sino una actitud cobarde hacia un animal que no entiende porqué le esta pasando eso.
A mi hasta hace poco no me importaba que las corridas de toros estuvieran en nuestro dia a dia(de hecho lo respeteba y lo respeto),pero no lo acepto,a raiz de enterarme sobre un detalle que yo ignoraba.
La orquesta que toca en las corridas de toros sirven para que el público no pueda escuchar los gritos de sufrimiento del toro(aun asi quiero que quede recalcado que respeto las corridas de toros pero no las acepto)
Una de las frases que recalco en el capitulo es la frase que dice Almudena Grandes al principio:"Mi padre, no era mas que un niño obligado a apoyar los codos en el mostrador para asomarse al mundo de puntillas"

Lucia Torres dijo...

Almudena Grandes nos cuenta en este cuento su pasión hacía las corridas de toros, y no entiende porque no todo el mundo es capaz de sentir ese sentimiento que ella tiene, donde me incluyo.
Respetando todos los gustos, a mi personalmente las corridas de toros me parecen una tortura hacia un ser vivo inocente.
Este cuento nos narra la historia de una familia que tenía una sastrería para toreros.
Al morir el abuelo la sastrería poco a poco fue quedándose sin clientela, ya que su hijo no poseía el mismo don que su padre para aconsejar a los toreros.
Por este motivo la nieta se puso a trabajar en una tienda de moda donde descubrió que poseía el mismo don que su abuelo, en el momento que ve a una persona sabe que modelos y colores son los que le sientan bien

MArian Gomez dijo...

yo tampoco comparto la opinión de Almudena. Estoy de vuestro lado!

Monica Gonzalez dijo...

En mi opinión, Almudena Grandes expresa un sentimiento que no todo el mundo puede percibir. Sólo la gente acostumbrada a este mundo de toros es capaz de verle algo bueno y definirlo como algo grande que no puede compararse con nada en el mundo. Al mismo tiempo, Almudena nos dice a través del abuelo de Paloma que es algo que algún día prohibirán, y que harán bien, porque es una salvajada. Supongo que dice esto por que hasta la persona más aficionada a esta vergonzosa tradición debe darse cuenta de que, efectivamente es una salvajada y que deberían prohibirlo.
Yo opino que las tradiciones no son necesariamente malas, pero esta en concreto es una completa barbaridad y no logro entender cómo en pleno siglo XXI esto sigue llevándose a cabo ni como el hecho de torturar y dar muerte a un animal puede elevarse a la categoría de arte.
Estoy de acuerdo con la autora cuando dice que "ver no es lo mismo que mirar, y al mirar no todas las personas ven lo mismo".
El título del relato se refiere a el color que Paloma, a través del don que heredó de su abuelo, ve para el traje de luces de un torero que siempre llamó su atención.

Eva Pérez dijo...

Claramente se ve lo que opina la autora, Almudena Grandes, de los toros. Lo ve como arte, y no solo el ruedo, si no la plaza, el olor, el traje de los toreros.. todo en sí, le parece fascinante.
Yo he crecido en una familia, por parte de padre, que les gusta mucho los toros. Son de un pueblo pequeño, y si les quitas los toros, les hundes las fiestas. Pero aunque yo vaya al pueblo a pasar las fiestas, no significa que me guste lo que hacen con ellos: no me gusta que al final de la faena, y se haya lucido el torero, les tengan que matar. Podían ser corridas como en Portugal, sin que el toro muera.
Claro que, mi abuelo y mi tío dicen que les crían para eso. ¿Pero a los ganaderos no les dará pena, después de tenerlos desde pequeños, que luego por un puñado de euros los dejen matar? Yo no podría ser ganadera.
Por otro lado, el título del relato es por qué Paloma con el sexto sentido que donó de su abuelo, le confirma al joven matador esos colores, los que le iban a hacer triunfar.
Yo creo que mirándole a los ojos, vio la plaza de toros, la gente viendo al torero fumando sus puros, al toro negro en el ruedo y el aplauso de la gente.

fernando llavero dijo...

La autora Almudena Grandes ve los toros como un arte, un modo de vida.
Comparte la misma pasión que lo haría un aficionado del Atleti o del Madrid. Lo deja bastante claro en esta obra .
A mi personalmente los toros no me gustan entiendo que son parte de la cultura de España pero eso de matar porque si... no lo veo
En cualquier caso lo respeto yo puedo ser firme defensor de algo que a otra persona le parezca una idiotez .

Iván Caballero Vázquez dijo...

En este relato, me ha llamado la atención cómo Almudena Grandes comparte su pasión por lo taurino sin ningún complejo ni timidez. Se expresa libremente para seguir narrando la historia.
En mi opinión, este tipo de actos no me parecen correctos, pero Almudena consigue que te metas en la historia por mucho que no te guste.
Centrándolo en el mismo ámbito, hace destacar el oficio de un sastre, que sin tener mucho misterio o complicación, le da un toque de grandeza en el que lo convierte en algo más de lo común.
También me asombra la historia en sí de este relato, una chica común que tiene que adaptarse a situaciones cotidianas y que como muchas personas en esa edad, no sabe elegir el rumbo que ha de tomar su vida.

Ramiro Moreno dijo...

Si es verdad lo que dice el libro, Almudena Grandes siente un gran afecto por el arte de las corridas de toros. Quizás porque de pequeña marcaron su infancia o porque simplemente le han llamado la antención a lo largo de su vida, pero lo importante es que ella quiere compartir con nosotros la sensación de una joven apasionada de los toros y de cómo es su vida en relación a eso.
En mi opinión, las corridas de toros no me llaman la atención, pero tampoco estoy en contra de ellas, ya que son un arte, una cultura,un símbolo que identifica nuestro país y del que no debemos sentirnos avergonzados ni indignados, ya que hay gente que puede verlo como una matanza, pero hay otras personas que lo ven como un enfrentamiento justo y digno de observar entre un animal y una persona; de ahí lo de <>.
Sería una pena que algún día los cancelaran porque mucha gente a la que le gusta y disfruta viéndolo (no disfrutan de ver sufrir al toro, sino del espectáculo en sí) se quedaría sin poder verlos en vivo nunca más; en cambio una persona a la que no le gusten y sufra viéndolos, probablemente se alegraría aunque sencillamente podría haberlo ignorado y no verlo. Esa es mi opinión.

Iván Caballero Vázquez dijo...

Se me olvidó responder a la pregunta que planteaste.
Este relato se llama Tabaco y negro porque es el primer traje que la chica recomienda al torero, después de darse cuenta de que compartía el don de su abuelo.

Agnieszka Rodak dijo...

La protagonista es una chica que acompaña a su abuelo a las corridas de toros. Hoy en día me parece arriesgado escribir sobre alguien que disfruta de este "espectáculo"; supongo que somos muchos los que pensamos que las corridas de toros son un hecho cruel.
El relato no se centra exclusivamente en los toros, sino que cuenta también cómo Paloma empieza a trabajar para ayudar a su familia en una tienda de vestidos de novia. Cuando la tienda recibe un gran encargo, las mujeres de la familia frecuentan el sitio para probarse vestidos. Una vez, la protagonista se fija que hay otra chica más a la que nadie presta atención y se interesó por su comportamiento, cómo se centraba en leer su libro, decidió ayudarla, etc.
No fue fácil empezar a leerlo, me parecía aburridísimo, pero conforme iba avanzando; la lectura fue más ágil.
Como ya han dicho varios, el título de este relato es "Tabaco y negro", porque se refiere al color del traje que recomienda a un torero, sabiendo ya, que tenía el don de su abuelo.

Sergio López dijo...

Es evidente que la autora siente un gran respeto por la tauromaquia. Quizás no lo comparta, pero es obvio que le une algún lazo familiar. Puede ser que ocurra como en la historia y su abuelo fuese un gran seguidor de las corridas y aunque no le guste, de ahí el respeto que le tiene. Ella da a entender que si hay gente a la que le gusta es por algo, que existe quien ve un arte en todo esto.
A mi personalmente no me gustan los toros, ni veo bien lo que se hace con el animal ni me parece arte, pero comprendo que hay gente que observa más allá del dolor del animal, como en los movimientos del torero, en el enfrentamiento del hombre con un animal tan robusto... ¿Toda esta gente estará equivocada? Puede ser, eso ya depende de cada persona. Pasa a ser algo más subjetivo.

carlota zamora dijo...

Esta historia se titula " Tabaco y negro " ya que es el primer traje que la chica recomienda al torero, al darse cuenta de que heredó el don de su abuelo.
Almudena Grandes intenta transmitirnos la belleza que siente al presenciar una corrida de Toros mediante La relación entre nuestra protagonista y su abuelo.
En mi opinión es un arte que caracteriza a España , que muy pocas personas saben apreciar .
Me gustaría aprender a ver lo con otros ojos pero no es así , a mi parecer es una tradición en la que no se sabe quien de los dos es el animal y creo que no deberían de prohibirla pero si evitar tanto dolor al toro solo para satisfacer la belleza que espera el público al ver la faena del torero.

Oscar Barbacil dijo...

Almudena grandes siente una afición hacia los toros muy grande, y no comprende porque no todo el mundo siente lo mismo, a mí personalmente no me gustan las corridas de toros porque es matar a un ser vivo por la diversión de la gente y no me parece normal, es como si coges a una persona y la torturas en medio de una plaza para que la gente se divierta, a mí no me parece la forma más correcta de entretener al público, pero lo respeto porque es una parte muy importante de nuestra cultura.
El cuento nos narra la historia de una sastrería para toreros y al morir el abuelo la sastrería va perdiendo clientela. También nos muestra los diferentes caminos que coge la familia después de la muerte del abuelo.

Beatriz Alvarez Martin-Mora dijo...

Almudena Grandes tiene una gran pasión, los toros, no comprende porque todo el mundo no tiene la misma pasión. En mi opinión las corridas de toros me parecen un maltrato hacia un ser vivo.
En el cuento nos narra como Paloma, ayuda a su familia en la tienda de trajes. Cuando muere su abuelo la tienda empieza a perder clientes, porque el hijo no sabe ayudar a elegir un buen traje a los toreros. La nieta se va a trabajar a otra tienda de trajes y se da cuenta de que tiene el mismo don que su abuelo.
El título de este relato es "Tabaco y negro", porque se refiere al color del traje que recomienda a un torero.

Elisa Roman dijo...

Este relato nos cuenta la historia de una chica llamada Paloma, la protagonista. Esta acompaña a su abuelo a las corridas de toros, no se pierde ni una, se termina aficionando igual que él y disfruta con ello.
Para mi punto de vista, escribir sobre este tema es complicado, ya que somos muchos los que no compartimos esa pasión y más bien lo vemos como un maltrato. Pero al no tratar solo de eso, la lectura se hace amena.
Su abuelo tenía una tienda de trajes de luces, en la que también trabajaba su padre. Él era un buen sastre, su abuelo y ella le intentaban convencer para que lo siguiera siendo pero a parte del ámbito torero, ya que él no entendía los toros.
A la muerte de su abuelo, Paloma estaba destrozada y no sabía qué hacer. Con él es con el único que se encontraba a gusto y ahora ya no estaba.
Su madre la encuentra un trabajo en una tienda de moda. Ella no encaja nada ahí, ya que sus jefes son unos pijos y siente que todo, allí dentro, es falso.
Un día un grupo de mujeres van para encargar un vestido de novia. Paloma se fija en una chica que las acompaña, pero cada día que van, ella se queda sentada de espaldas en una butaca, leyendo. Nadie se da cuenta de que está, excepto Paloma.
La ordenan que busque un vestido, y en la búsqueda encuentra uno precioso, con el cual se imagina a la niña puesto. Se lo da para que se lo pruebe y la queda perfecto. Paloma se da cuenta que tiene el mismo don que su abuelo de saber los colores exactos que encajan con una persona. En el momento en el que la abuela la ve, todas se fijan en ella y a partir de ahí la chica vuelve a existir para todas.
Paloma se siente mal porque después de ayudarla y de hacer que la hicieran caso de nuevo, la chica ni si quiera le da las gracias, ni la dice su nombre.
El título de "tabaco y negro" se debe a que esos son los colores perfectos para el traje que busca el torero que va a comprar a la tienda de su padre.

Cuando empecé a leer esta historia pensé que no me gustaría absolutamente nada, pues Paloma acompaña a su Abuelo a las plazas para disfrutar de las corridas de toros, y yo detesto y estoy absolutamente en contra de las corridas de toros. Sin embargo, tras pasar la primera parte de esta historia me empezó a gustar más y fue ahí cuando empecé a disfrutarlas y vi que la cuestión es la relación entre Abuelo-Nieta y no a donde van.

raul romero fernandez dijo...

Almudena Grandes está a favor de todo lo taurino y lo ve con otros ojos que mucha gente. Le gusta su idioma, colgar los trastos; jugarse el tipo; sacar los pañuelos; dar una larga cambiada; etc... Además le gusta la plástica, la música, la estética, vamos todo lo que rodea al mundo del toro. Entiende que está rodeado de cultura y que la emoción de asistir y ver 600 kilos y dos pitones en punta, un hombre desarmado, una muleta y el arte que le salva de la muerte es incomparable. Entiende que la gente no lo comparta pero ella es como lo vive.
Mi opinión sobre este tema, es que aunque la muerte sangrienta del toro puede parecer cruel, todo lo que rodeo a este mundo, lo llena de belleza y de elegancia. Además oír hablar de este tema a gente con tanta pasión todavía lo hace más grande.
Y sobre a que se debe el título del relato, es al color que la joven visualiza que le quedaría perfecto al torero que entra en la tienda al final del relato.Por fin,expresa todo lo que lleva dentro.

Celia Fernández dijo...

En este relato parece que todo gira en torno al mundo taurino, y es verdad que es la base, pero trata otras cosas a parte de lo que mucha gente considera un arte. Sinceramente, a mí los toros no es el tema que más me ha llamado la atención. Lo que más me ha hecho pensar ha sido todo lo relacionado con el trabajo en la tienda de vestidos.
Es increíble ver lo hipócrita que es la gente. Tanto si compras en la calle Serrano como si vives en un barrio obrero. La condición económica no varía la falsedad de las personas. Se ve lo triste que es el mundo de los dueños de la tienda; él desesperado por acostarse con cualquiera, y ella bulímica.
Me encanta la personalidad de Paloma. Cómo aprecia los silencios y aprende a interpretar a través de ellos gracias al tiempo compartido con su abuelo. Me encanta la manera en que ve lo que el resto solo mira. Cómo elige las palabras, cosa que también aprendió de su abuelo. Es un personaje muy inteligente, pienso yo. Se cree que cuanto más hables, más sabes de algo. Pero las verdaderas personas que saben, te pueden decir pocas palabras y decírtelo todo. Es un contraste absoluto que alguien como ella trabaje en un sitio como ése, que primero dicen una cosa y después otra. Ella sabe observar, hacerse la tonta cuando tiene que hacérselo, y hablar lo justo cuando debe.
Creo que hay que aprender a valorar los silencios y las palabras. Hoy en día hablamos muchas cosa y no decimos nada. Personalmente creo que se ha perdido el significado de muchas palabras. Como "te quier". Ahora todo el mundo lo dice constantemente a quien sea, pero yo creo que es más pesado y más profundo. Supongo que es porque todos oímos, pero no todos escuchamos.

clara fuentes dijo...

En este relato Almudena Grandes nos explica la fiesta de los toros los colores, los maestros del toreo que yo particularmente no conozco.
Actualmente las corridas casi están prohibidas y decir que te gustan los toros no esta bien visto, a mi no me gustan, pero respeto a las personas que van a las, porque es una fiesta que ha tenido una gran tradición en nuestro país.
Paloma va con su abuelo a los toros y comparte con el la fiesta de los toros
La sastrería de la calle Colegiata es algo mas que eso donde el no les ponía color en los trajes sino una segunda piel.
Ella se da cuenta cuando trabaja en la tienda de que tiene ese don como su abuelo y no sabe como explicarlo. Al final se siente bien cuando viste a las invitadas de una boda en la tienda que trabaja pero allí no se siente en su sitio como en la sastrería de su abuelo y su padre.
Vuelve andando como si volara porque sabe que ese es donde debe estar.

 
Copyright 2009 CLUB DE LECTURA. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator