BIENVENIDOS AL CLUB DE LECTURA DEL IES J.RODRIGO DE MADRID

Uno es dueño de grandes ideales y de pequeñas lecturas, y las pequeñas lecturas nos definen tanto como nuestros grandes ideales. L. G. Montero



jueves, 23 de diciembre de 2010

BOTCHAN. NATSUME SOSEKI


Botchan es un clásico de la literatura moderna japonesa, y desde hace más de cien años, una de las novelas más leídas por los lectores de ese país.
Es una lectura sencilla que oculta una reflexión sobre la hipocresía, la envidia y las extrañas relaciones que entablamos los adultos.
Botchan es un joven que, recién terminados sus estudios, se traslada desde Tokio a una pequeña población de la isla de Shikoku para trabajar como profesor de matemáticas. De él sabemos que es temerario, impetuoso e incluso desarraigado. Sin embargo, observamos también que tiene un gran amor a la mujer que lo crió y que siempre ha confiado en él.
Sus primeros días en su nuevo trabajo no son tan fáciles como él imaginaba. De hecho ,todos aquellos que él había tildado de pueblerinos le harán la vida imposible.Los alumnos le convierten en el blanco de sus burlas, y las relaciones entre los profesores están marcadas por la falsedad. Pero a nuestro héroe no le importa tanto no encajar como la falta de honorabilidad que presencia a su alrededor: los alumnos no afrontan las consecuencias de sus actos y dan mil rodeos para aparecer inocentes de sus travesuras. Por su parte, los profesores forman una sociedad donde las alianzas basadas en un doble juego hipócrita están a la orden del día.
Botchan siente que su código de honor, demasiado idealista, choca frontalmente con los tejemanejes de profesores y alumnos. Sorprende quizá la actualidad del tema, y el ver reflejado de forma bastante realista una escuela actual comparada con aquella de hace cien años. LAs disputas entre profesores, y sobre todo la mezquindad entre compañeros reflejan un mundo cercano.
Sorprende de Botchan su inocencia, a pesar de ser un joven de veintitrés años que debiera estar ya algo más maleado; y es esa candidez precisamente lo que lo desmarca,posiblemente, de las comparaciones que entre su personaje y el archifamoso Holden Caulfield de “El guardián entre el centeno” se han establecido. Esta candidez la mantiene hasts el final.
Pero el personaje de Botchan logra la simpatía del lector, aunque a mi parecer no tanto como se ha querido ver en la crítica. Botchan es un personaje poco maduro que a veces actúa más como un alumno que como un profesor y que no está dispuesto a encajar en un mundo desconocido para él.
A pesar de intentar defender su código de honor, Botchan está condenado al fracaso. Aunque la novela termina con una aparente victoria, entendemos que realmente ha perdido en su lucha contra la terca realidad de la vida y que allá donde vaya, estará siempre condenado a arrastrar su ingenuidad, preservándola con terquedad y sacrificando por ella lo que sea necesario.
Botchan es una lectura amena, aunque a veces es un poco predecible. Yo no he tenido la sensación de ser una obra cargada de humor, como dicen otros. No me ha sacado carcajadas pero me ha hecho pensar en lo actual de una obra que supera ya el siglo.
NATSUME SOSEKI

Traducción del japonés de José Pazó
ISBN: 978-84-935927-7-6
IMPEDIMENTA
Rústica con sobrecubierta
240 páginas


Natsume Soseki, seudónimo literario de Natsume Kinnosuke (1867- 1916) . Descendiente de una familia de samuráis venida a menos, fue dado en adopción. Se dedicó en un principio a la composición de Haikus. Tras graduarse en 1893, Soseki empieza a trabajar como profesor en la Escuela Normal de Tokio, pero pronto, en 1895, es destinado a la lejana Escuela Secundaria de Matsuyama, en la isla de Shikoku. Parte de sus experiencias en esta remota escuela rural serán recogidas en su novela Botchan, que publicará en 1906. En 1900 se le concede a Soseki una exigua beca del gobierno japonés y se le envía a Inglaterra. En este país pasará los años más tristes de su vida, leyendo libros sin parar, deambulando por las calles y pasando miserias. Regresa a Japón en 1902, con un contrato de cuatro años para enseñar en la Universidad Imperial de Tokio.La fama le llegará con la publicación en 1905 de Yo, el gato. Ese mismo año publica La torre de Londres, y en 1906 aparecerá Botchan, que le catapulta al éxito y que se convierte automáticamente en un best-seller y en una de las novelas más leídas por los japoneses durante décadas. Soseki escribió catorce novelas a lo largo de su vida, culminando en Kokoro, su obra maestra. En 1984, y en homenaje a su fama y trascendencia, el gobierno japonés decidió poner su efigie en los billetes de mil yenes.

1 comentarios:

Marian dijo...

Recomendable su lectura aunque a veces un poco lenta en el argumento. Sin embargo, vale la pena la edición de IMPEDIMENTA, en una edición muy cuidada tanto en papel como en presentación.

Saludos

 
Copyright 2009 CLUB DE LECTURA. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator