BIENVENIDOS AL CLUB DE LECTURA DEL IES J.RODRIGO DE MADRID

Uno es dueño de grandes ideales y de pequeñas lecturas, y las pequeñas lecturas nos definen tanto como nuestros grandes ideales. L. G. Montero



domingo, 29 de enero de 2012

CÁNDIDO O EL OPTIMISMO, GENERALIDADES








Este cuento filosófico publicado por Voltaire explica las aventuras del protagonista Cándido en su primer encuentro con el precepto del  optimismo defendido por el filósofo Leibniz que sostenía que «todo sucede para bien en este, el mejor de los mundos posibles» y el portagonista se aferra a este principio aún cuando todas sus aventuras le llevan a un sufrimiento dramático.
La novela satiriza la filosofía de Leibniz, y  nos va mostrando todos los horrores del S.XVIII. En Cándido, Leibniz está representado por el filósofo Pangloss, tutor del protagonista. A pesar de observar y experimentar una serie de infortunios, Pangloss afirma repetidamente que " todo sucede para bien" y que " vive en el mejor de los mundos".
 Voltaire escribe en esta obra maestra el curso de su vida, pero , claro está no es una autobiografía. Al final de su vida sí llega a la conclusión de que " hay que cultivar nuestro jardín". Con esto se refiere a que el mundo tal cual nunca cambiará, y que es imposible cambiarlo, pero si nos preocupamos de lo que nos rodea más íntimamente podemos hacer por lo menos nuestra vida más prospera.

4 comentarios:

Jesuso Drummer dijo...

Muy buenas.

En este apartado, comentar que, dado que la ilustración era una imposición del saber frente a la fe, normal que critiquen las posiciones, ideas y demas cosas del siglo XVIII, ya que en ese siglo el Antiguo Regimen el poder decidía las obras que se iban a publicar, y si alguna no era del agrado de este, las prohibian su difusion.

Por lo tanto, a mi me parece normal que el libro de Voltaire se plantee como una critica de la socienda y la forma de pensar del siglo anterior.

Adrian Galvez dijo...

Como bien a comentado mi compañero Jesus, es una época en la que las ideas surgen, las posiciones y pensamientos se dividen y tratan de averiguar cual es el camino correcto.

Voltaire en esta obra muestra a un Candido que aun sufriendo penurias y ataques, piensa que si ocurre es por alguna razón buena porque según su maestro Pangloss(representación de Leibniz) todo es para bien porque este es el mejor de los mundos posibles

Daniel dijo...

Como es otensible, la obra es una extensa sátira a la filosofía del optimismo de Leibniz. Es una larga sucesión de situaciones que recogen la vileza del mundo, la desfachatez de la gente, la hipocresía y la ambición que presencia el protagonista, en muchas de las cuáles corre un peligro de muerte del que sale con vida de maneras bastante surrealistas. Salvamentos del que son beneficiarios tanto él como el resto de personajes importantes y amigos de Cándido. Pese a toda esta suerte de acontecimientos, el protagonista siempre contempla el mundo a través del mismo prisma, y tras esa larguísima marabunta de vivencias, su planismo a penas se ve mutado al solventar el vacío dejado por el desengañado optimismo con la tajante y poco argumentada convicción de que la felicidad reside en "cultivar nuestro huerto".
La obra me parece que cumple casi en su totalidad como crítica y sátira del optimismo, al ridiculizar esta filosofía con un personaje cándido hasta rozar la idiotez en algunos puntos que parece ser incapaz de vislumbrar lo que se menea frente a sus narices. No obstante, la conclusión de la obra es todavía más simplona y apresurada de lo que cabría esperar, dando la impresión del personaje de haber cambiado su plana concepción del mundo por otra casi más vacua y pusilánime a la que no otorga demasiada argumentación ni vivencias para secundarla, como había hecho con su anterior visión de la vida.

Un Saludo.
Daniel Herrán.

Denis dijo...

No sabía que había que comentar esta entrada también pero ya que estoy...
Yo creo que el argumento de por qué hay que cultivar nuestro huerto, adaptarnos al mundo que no podemos cambiar viene en el ejemplo de la anciana del barco que cuenta su vida en uno de los viajes. Es una filosofía que se orienta más a ser práctica tanto para el individuo como para la sociedad. Creo que Voltaire de alguna manera dice que intentar encajar en nuestro momento histórico de alguna u otra manera es lo que define quiénes somos durante y al final de nuestras vidas. Pienso que, de alguna manera, la felicidad también viene cuando se nos concede una cosa por la que hemos trabajado mucho y pensamos que nos la merecemos.
Yo, personalmente, me siento feliz al ver el fruto de mi trabajo (que por regla general es poco). No es tan importante lo que consigo con ese trabajo como el haber trabajado para conseguirlo.

 
Copyright 2009 CLUB DE LECTURA. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator